Archive for the ‘General’ Category

Nueva sede para la Asociación Cultural Sotobral de Zamora

febrero 6, 2012

El sábado 28 de Enero a las 18.00 h., tuvo lugar la inauguración de la nueva  sede de la Asociación Sotobral”, ubicada en la c/ San Miguel nº 5. La formación cristiana que se imparte en la Asociación está encomendada a la Prelatura del Opus Dei.  

Mª José Garrote, madre promotora del club, junto con su marido Javier Lozano, fue la encargada de explicarnos la finalidad de esta Asociación juvenil, constituida por padres de familia, que saben que son los principales responsables de la educación de sus hijos.


Estas fueron algunas de sus palabras: “A mi me gustaría, -y con esto pienso que nos identificamos todos los presentes-, que mis hijos y los de los demás, fuesen gente responsable, honrada, sana, de mirada limpia, sinceros, leales. Que sepan distinguir el bien del mal, que no digan que * todo vale*, que piensen en los demás, que sean generosos,., es decir, que sean * buena gente*, porque si son buena gente harán un mundo bueno”.


Más adelante explicó que a parte de las actividades que habrá para las asociadas, habrá actividades para padres, como conferencias sobre educación en virtudes, temas de actualidad, vide-.forum con contenidos de interés, celebración de algunas fiestas, excursiones familiares, así como actividades de formación doctrinal y religiosa para las personas que lo deseen.


Por su parte, Teresa, explicó la tarea de las preceptoras del club, cuya finalidad principal es colaborar con los padres en la educación de sus hijas, y las actividades que se impartirán este curso 2012:  viernes por la tarde, -taller de pintura y magia-, y sábados por la mañana,  -baile y pádel-.

A continuación se proyectó un DVD que explica la labor de estas Asociaciones juveniles, y se terminó con una merienda para padres y niñas.

Una zamorana en Japón

agosto 29, 2011

Hace dos años María Velasco, promotora y profesora de una escuela de hostelería,  reside en ese país. Nos cuenta cómo conoció la Obra, sus primeros años romanos y sus impresiones en este nuevo país donde hace poco un terremoto ha azotado estas tierras.

Mi primer contacto con el Opus Dei fue a través de personas que, sin ser de la Obra,  acudían a los medios de formación. Un amigo, una profesora, unas compañeras, crearon y despertaron en mí el interés -quizá en un principio por curiosidad- de conocer aquello que me parecía era la causa de hacer muy agradable su amistad y comportamiento.

Unos días de vacaciones en Madrid, un curso de retiro en Segovia y cortas visitas a un sanatorio de enfermos de pulmón, actualmente desaparecido, fueron determinantes en la decisión que tomé una tarde de mayo en Salamanca: pedir la Admisión como Numeraria.

El conocimiento que entonces tenía del Opus Dei era profundo en lo esencial, pero reducido. Las mujeres de la Obra, en aquel 1959, todavía no estaban en Zamora ni en Salamanca. Una vez terminados los exámenes de oposiciones a Magisterio, que en  esas fechas estaba haciendo, fui a vivir a un Centro de la Obra. En Santiago de Compostela, Pamplona y Madrid  descubrí nuevas facetas de mi vocación. Pasado algún tiempo, me trasladé a Roma, donde colaboré con clases de diversas materias y distintas metodologías.

Mi vocación profesional, la enseñanza, ha estado siempre presente, la haya ejercido más o menos directamente, pero lo más importante de mi estancia romana fue todo lo que recibí. El vivir cerca de San Josemaría y de Don Álvaro fue la mejor escuela, y ellos fueron los mejores maestros de mi vida. El ejemplo de su vida y sus palabras no dejaban indiferentes: arrastraban.

Poder convivir con personas de todo el mundo en un Centro Internacional me enriqueció sobremanera, abriéndome nuevos horizontes y permitiéndome “conocer el mundo” sin viajar. Junto a las Numerarias Auxiliares me he formado en los trabajos del hogar valorándolos como un servicio imprescindible para el buen funcionamiento de  la familia y  de la  sociedad.

Hace dos años mi vida dio otro salto: vivo en Nagasaki. Me movió a viajar a Japón, ya después de mi regreso a España, poder colaborar una temporada como Promotora de Educación Internacional en una obra corporativa del Opus Dei: “Mikawa Cooking School” , una Escuela de Hostelería de Nagasaki. Ahora, dos ciudades forman parte de mi vida en Japón: Nagasaki con 440.000 habitantes y Ashiya con 90.000.

Desde mi llegada en el 2009, compruebo y me beneficio constantemente de las tradiciones y costumbres japonesas: su perenne cortesía que no se pierde ni en los momentos más tensos; el acatamiento incondicional a la autoridad ya sea civil, empresarial o familiar; la independencia en el pensar y actuar que, al mismo tiempo que individualiza, crea una gran libertad y respeto en el comportamiento y creencias. Aquí nunca llamarás la atención por cómo te comportes, por cómo te arregles, por la religión que profeses o por lo que te pongas o lleves encima.

No me parece difícil adaptarse al país si uno se da cuenta que hay mucho que aprender de los japoneses, bastante que admirar y algo -muy poco- que pasar.
El idioma  es una barrera que se puede -que intento- saltar con lo que yo llamo el idioma internacional: los gestos. Tengo la gran suerte de vivir con algunas japonesas que hablan castellano. No pienso que sean barreras -aunque son muy diferentes- la comida, los palillos y las pantuflas. La comida es muy sana, nunca sienta mal, otra cosa es que guste o no. Los palillos son un aliciente para conseguir “pescar” cada vez más cosas. Las pantuflas tienen la ventaja de mantener la casa más limpia y no hacer ruido; sólo puede pasar que, al principio, te olvides de quitártelas al salir a la calle  y tengas que, a los pocos pasos, volver a por los zapatos.

Por el poco tiempo que llevo aquí, la impresión que tengo -no sé si será cien por cien conforme a la realidad-, es que los japoneses son espirituales por naturaleza y tradición.
Actualmente la mayoría no practica; en parte, porque sus religiones no exigen prácticas concretas. Desean la protección de los dioses y lo manifiestan con infinidad de templos, templetes junto a las casas, limosnas, cementerios y peticiones. Al templo por lo general, excepto los muy piadosos, suelen acudir en tres ocasiones: nacimiento, boda y funeral. En una misma familia no es raro que haya personas de distintas religiones.

Pienso que la situación de la mujer ha cambiado y continúa cambiando. Sigue con orgullo siendo la señora de la casa. Todavía hay personas que, al casarse, dejan todo para dedicarse a su casa e hijos pero, por lo que veo en la calle, las mujeres tienden a trabajar cada vez más fuera del hogar. El número de hijos está disminuyendo y la estabilidad de la familia es menos fuerte que en el pasado. Conozco a mujeres extranjeras casadas con japoneses, a profesionales japonesas que han estado en España, en Salamanca, y a universitarias que desean aprender castellano para viajar por motivo de estudio a países donde se habla ese idioma. De estas últimas,  ninguna es católica. Con emoción he asistido a bautizos y trato a mujeres conversas en las que se nota el poder y la fuerza de la fe católica.

Ahora hay –con motivo de este terremoto-, muchas familias destrozadas e incompletas. Campos y ciudades desolados. Arrecifes costeros que ahora esconden ilusiones, recuerdos y proyectos. Unos corazones llenos de dolor, de protestas ahogadas, unas mentes serenas con deseos de superación que quieren, sin olvidar el pasado -porque forma parte de su vida- reconstruir un futuro mejor. Todo el país busca con urgencia poder salir de esta situación y lo manifiestan cada uno a su modo y según sus posibilidades. A medida que pasa el tiempo a los damnificados les gustaría tener datos más concretos sobre muchos aspectos: la radiactividad, el tiempo que durará la estancia fuera de su tierra, las ayudas económicas, etc.

Pienso que lo humano se ha rendido ante la evidencia de las fuerzas de la naturaleza,  pero el espíritu japonés ha engrandecido y fortalecido esa impotencia humana con unos deseos enormes de lucha, de no hundirse ante una situación tan devastadora. La tragedia ha sido enorme y son conmovedores los testimonios de las personas que la han vivido más directamente. Ante acontecimientos como este, además de  los  grandes  avances científicos y técnicos que en todos los campos se están produciendo, tengo la certeza de que mucha gente en el mundo ha acompañado a Japón -nos ha acompañado-  con su oración y ayuda en todos los campos y pienso que muchos se habrán replanteado la búsqueda de la auténtica Verdad.

África en las pantallas

noviembre 29, 2010

Harambee continúa promoviendo que África salga adelante gracias a su gente. Por cuarta vez se ha entregado el premio “Comunicar África”, a los documentales y videoclips que mejor reflejan la riqueza del continente.


PRIMER BAÑO EN EL EMBALSE DE RICOBAYO

junio 11, 2010

Hace ya unos años, un grupo de padres, algunos son miembrso del Opus Dei y  otros son Cooperadores de la Prelatura decidieron organizar una serie de acitividades de fin de semana para sus hijos.   Una de las actividades clásica son los baños en Ricobayo.

El primer fin de semana que se ha hecho bueno, los chicos de Alcotán se han ido de  excursión al embalse de Ricobayo. “Después de la recogida de todos los efectivos en Alcotán, cuenta el blog de Alcotán,  nos dirigimos al puente de la Estrella. Aparcamos la furgo en el bar de La Encomienda y nos pegamos el primer baño del año. Por supuesto, hubo un ligero saltito desde una peña (sin ningún riesgo y después de haber pasado todos los certificados de calidad). Después la comida: algo accidentada debido a la excesiva fuerza de lanzamiento de mochila por parte de Martin sobre Hearing. Para hacer la digestión una buena partidita de cartas (míticos asesino y burro) y otra vez al agua. En esta ocasión sí que alcanzamos el nivel de focalismo absoluto: estuvimos cerca de hora y media en el agua”

EL CLUB ALCOTÁN, DIRIGIDO POR EL OPUS DEI, ORGANIZA UNA ROMERÍA FAMILIAR

junio 11, 2010

El pasado domingo 23 de mayo, el Club Alcotán de Zamora, institución vinculada al Opus Dei, celebró la ya tradicional Romería familiar del mes de mayo. En esta ocasión contó con la presencia de don Luis Javier Garrote, que se había trasladado de Valladolid, para celebrar la Misa.

Todo comenzó a la una del mediodía, con la Misa celebrada en la ermita de Nuestra Señora de la Peña de Francia, muy conocida en Zamora, que se encuentra en un lugar precioso, en uno de los márgenes del Duero. Al terminar la ceremonia, los asistentes, alrededor de unas 40 personas se distribuyeron por las mesas del parque, junto al río, para dar buena cuenta de las viandas. Fue un rato muy agradable: los pequeños pronto se levantaron y su pusieron a jugar a futbol, mientras los mayores departían amigablemente en la típica sobremesa, hablando de todo lo divino y lo humano.

Hacia las 4de la tarde, las familias se dirigieron a la sede del Club, que está muy cercana a la ermita, y allí -mientras los chicos jugaban a pinpon- los padrestomaban café en una animada tertulia. Allí salieron a relucir viejas historias contadas por el matrimonio Lozano, los Alonso o Terry: los primeros campamentos para chicos y para chicas, organizados por el Opus Dei en Zamora, los baños en el agua superfría de la cascada en Valdelugueros y tantas cosas más. La fiesta familiar se completó con la proyección de las mejores fotos del curso.

Vela al Santísimo en el cumpleaños de Benedicto XVI

junio 7, 2010

Ruth, con 10 años, le dice a Benedicto XVI: “Felicidades, Sr. Papa“; Roberto, con 11 años, le dice: “Te agradecemos mucho que seas papa y sigue siéndolo unos cuantos años más, porque nos gusta“.

El pasado 19 de abril, un grupo de familias de Zamora celebró el cumpleaños del Papa en el Club Alcotán de una forma muy especial:  organizó una Vela de oración para rezar por el Papa.  Durante la tarde acompañaron al Santísimo Sacramento en el pequeño oratorio del Club, pidiendo por la persona e intenciones de Benedicto XVI en ese día tan especial. Con ese motivo enviaron al Papa una carta, contando cómo habían celebrado su cumpleaños y donde se manifestaba el cariño al Papa de forma muy especial. En la carta hay felicitaciones de todo tipo, desde la de Elena de 6 años, a la de Rogelio que también cumple 83 años.

Esta es la carta que se envió al Papa.

Y lo mejor fue la respueta que les llegó de Roma:

Aquí dejamos  la noticia completa como apareció en el blog de Alcotán

Misa por Mons. Álvaro del Portillo

marzo 12, 2009

con-juan-pablo-ii-en-la-plaza-de-san-pedro

Con ocasión del XV aniversario del fallecimiento de Mons. Álvaro del Portillo se celebrará una misa en sufragio por su alma  el día 23 de marzo en la Iglesia del Tránsito.

Mons. Álvaro del Portillo, fiel colaborador de san Josemaría fue su primer sucesor al frente del Opus Dei. Sacerdote ejemplar, sirvió a la Iglesia en todo momento. Colaboró en los trabajos del Concilio Vaticano II. Recibió la ordenación episcopal en 1991 de manos de Juan Pablo II. Falleció en Roma el 23 de marzo de 1994 con fama de santidad.

La Congregación para las Causas de los Santos organismo de la Iglesia que instruye los procesos de canonización, aprobó los tribunales para el estudio de la vida de don Álvaro del Portillo. El 5 de marzo de 2004 tuvo lugar la sesión de apertura del tribunal del Vicariato de Roma, que  fue clausurado el 26 de junio de 2008 en el palacio del Laterano y el tribunal de la Prelatura clausuró sus sesiones el 7 de agosto del mismo año.

Álvaro del Portillo, siervo bueno y fiel

marzo 11, 2009

Misa en la festividad del Fundador del Opus Dei

junio 20, 2008

El 26 de junio a las 20,00 h. en el Convento del Tránsito se celebrará una Misa para conmemorar la festividad de san Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei.

La gran aventura africana

septiembre 24, 2007

Esther Toranzo es una zamorana de 82 años llena de vitalidad. Licenciada en Derecho trabajó primero en Madrid, después durante quince años en Inglaterra hasta que un día decidió trasladarse a África para ayudar en la educación de las mujeres de ese continente. En 1965 se marchó a Nairobi bajo la mano de la fundación Kianda. Participó en la creación de una escuela de secretariado, primer paso de varios proyectos educativos.

 

Vivió 25 años en África hasta que una enfermedad cardíaca –que se agravaba con los 2.000 metros de altitud Nairobi- la obligó a regresar a España. Ahora reside en Alicante.

 

En Kenia participó en la creación de varios proyectos. Además del ya mencionado, impulsó una escuela de estudios institucionales a la que seguirían los clubes de alfabetización, escuelas agrarias y clubes de bachilleres. Allí acudían alumnos procedentes de más de 14 países africanos. Con el paso del tiempo se logró crear una Universidad, la Strathmore University.

 

África dejó en su vida una honda huella. Esto la animó a escribir el libro titulado “En el corazón de África”, un conjunto de recuerdos de su vida en el continente. Más adelante volvió a repetir su experiencia literaria con “Deja que África te hable”. Esta mujer, miembro del Opus Dei, asegura que África conserva valores fundamentales que en el mundo occidental se están perdiendo y piensa que deben recuperarse.

 

Ahora colabora con tesón en un ambicioso proyecto solidario llamado Harambee, que en swahili significa “todos a una”. Se trata de un plan puesto en marcha con motivo de la canonización de Josemaría Escrivá. Busca ayudar a África de una manera diferente. Esther explica que “no se trata de dar dinero, ni medicinas ni comestibles de un modo paternalista, sino preguntando qué proyectos necesitan y consiguiendo un contrato para llevarlos a cabo, subvencionándolos cuando están terminados, con facturas y todas las cuentas claras”. Ya se ha puesto en marcha en más de treinta proyectos en 14 países.